:

Conductividad térmica (antes “coeficiente de conductividad térmica”)

aporta la cantidad de calor en J transportada por segundo en una longitud de 1 m≈ a una diferencia de temperatura de 1K ( 1 °C). La conductividad térmica se precisa para la comprobación de la protección de los módulos contra el calor. Debido a su muy buena conductividad térmica, los suelos laminados son perfectamente adecuados para la colocación sobre sistemas de calefacción por losa radiante con agua caliente (→Calefacción de suelo). La suma de todos los materiales con calefacción de suelo no debería superar los 0,15 m2 K/W. Si se utiliza calefacción de suelo, el cliente será quien decida si desea una conductividad alta o baja.

« Atrás hacia el resumen


hacia arriba


This website uses Cookies that are necessary for full use of the website.
Detailed information about the use of Cookies on this website can be found in our data privacy policy.
There, the use of Cookies can also be declined.
Accept