:

Calefacción de suelo

Gracias al gran espesor del material, el suelo laminado es perfectamente adecuado para una colocación sobre circuitos de calefacción de agua caliente. El laminado cuenta con una conductividad térmica óptima, por lo que el calor puede atravesar muy bien el material. Debido a que los suelos con calefacción de circuito de tuberías de agua caliente se encuentran instalados sobre una base de pavimento, es importante que antes de la colocación del laminado se lleve a cabo una verificación del nivel de humedad (véase pavimento), así como del calentamiento conforme al protocolo, pues la temperatura del suelo laminado no puede superar los 27 °C. 

« Atrás hacia el resumen


hacia arriba