:

Aclimatación

El laminado está compuesto hasta en un 90 % por materiales de madera y, de este modo, cuenta con las propiedades típicas de la madera, es decir que el material se adapta a la humedad circundante. La humedad es absorbida o descargada por el material a base de madera dependiendo de la humedad en la habitación. Esto puede llevar a deformaciones como hinchamiento o contracción. Para que el material se adecúe al clima de la habitación previo a la colocación, será necesario que el laminado se almacene en la habitación aprox. 48 horas antes de la colocación. Si no se tiene en cuenta esta aclimatación del laminado, podrán generarse hendiduras, ahuecamientos, modificaciones extremas en las dimensiones, o similares. Lo ideal sería el almacenamiento en ambientes secos, con calefacción y libres de corrientes de aire, con una humedad relativa de > 40- < 75 % y una temperatura atmosférica de alrededor de 18 grados °C.

« Atrás hacia el resumen


hacia arriba